Fuente: Proceso

19 de enero 2016

A partir de este mes, todos los sentenciados por secuestro del país serán concentrados en el Cefereso No. 14 “CPS Durango” de máxima seguridad, ubicado en el municipio de Gómez Palacio.

Con esta medida ordenada por el titular de Comisión Nacional de Seguridad (CNS) Renato Sales Heredia se pretende “eliminar cualquier posibilidad de que los grupos dedicados a sustraer a una persona para privarla ilegalmente de la libertad, continúen operando y generando inercias nocivas para el resto de la población en reclusión”.

El Cefereso No. 14 opera desde marzo de 2014 y cuenta con una capacidad de dos mil 520 espacios y tiene una población de dos mil 309 internos, indicó la CNS en un comunicado.

Además, señaló, “posee avanzados sistemas tecnológicos que garantizan la seguridad y el monitoreo constante de las actividades de la población interna”.

La decisión de Sales Heredia se inscribe en el marco de la Estrategia Integral para el Fortalecimiento del Sistema Penitenciario Federal y es producto del acuerdo alcanzado en la X Sesión de la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario, el Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social.

La medida se implementó con el apoyo y colaboración de la Coordinación Nacional Antisecuestros, subrayó la CNS.

El lunes pasado, durante la Reunión Regional de Seguridad de los estados de Occidente, en Zacatecas, Renato Sales explicó que la mayor parte de los sentenciados por secuestro están en Durango, concentrados en un penal de alta seguridad y “esto se hace para evitar que los secuestradores, en algunos penales, convivan con el resto de la población penitenciaria y evitar de esta manera que los recluten o contaminen”, precisó.

Al ser concentrados en una cárcel de máxima seguridad, señaló, se les aísla de dispositivos de comunicación como celulares, pues quienes los tienen siguen cometiendo estos delitos aún encerrados.