Fuente: La Jornada.

__

JESÚS ARANDA
Sábado 12 de diciembre de 2015, p. 3

  • La calidad de la democracia se mide por el grado de independencia de sus juzgadores.
  • La autoridad debe proteger los derechos humanos, plantea en su primer informe de labores.

La protección total de los derechos humanos se constituye, ahora más que nunca, como el único horizonte hacia el que debe dirigirse ineludiblemente toda actuación de la autoridad, en todos los niveles y en todas sus competencias, sostuvo el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales.

Al rendir ayer su primer informe de labores, aseveró que nuestra casi centenaria Carta Magna, sigue brillando como el faro que debe regir la convivencia social y que debe orientar todos los actos de gobierno.Nada puede estar por encima de ella, nada puede estar por encima de los derechos que reconoce, nada puede interponerse entre las personas y sus libertades, porque defender la Constitución es preservar el estado de derecho, es defender la dignidad humana.

Ésa es nuestra labor y responsabilidad, aseveró ante el presidente Enrique Peña Nieto, los presidentes de las mesas directivas de las cámaras de Diputados y Senadores, Jesús Zambrano y Roberto Gil Zuarth, e invitados especiales, a quienes les señaló: “La calidad de la democracia se mide por el grado de independencia de sus jueces.

Sólo puede haber justicia cuando existe pleno acceso a ella: sin simulaciones, sin barreras.

Subrayó que la justicia no es un accesorio de la convivencia; no es una labor burocrática; la impartición de justicia es un elemento fundamental de la convivencia social y del estado democrático de derecho, porque la justicia es el mejor antídoto contra la violencia.

En la sesión solemne de los plenos de la Suprema Corte, del Consejo de la Judicatura Federal y de la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Aguilar exhortó a la ciudadanía a confiar en sus jueces, porque “no actúan para congraciarse con nadie, sino para hacer cumplir la Constitución, pese a que algunas veces disguste a unos o desagrade a otros.

Entiéndase bien, esta Suprema Corte, los juzgadores federales, no tienen mayor inspiración que el bienestar de los ciudadanos, que la calidad de la democracia se mide por el grado de independencia de sus jueces. La justicia no es un accesorio de la convivencia; no es una labor burocrática; impartición de justicia es un elemento fundamental de la convivencia social y del estado democrático de derecho. La justicia es el mejor antídoto contra la violencia, es la que se guía por la norma, la prudencia, por el estudio y la serenidad, sostuvo en el contexto de la celebración del Día de los Derechos Humanos.

Asistieron los ministros en retiro, Olga Sánchez Cordero, Sergio Aguirre Anguiano, Guillermo I. Ortiz Mayagoitia y Mariano Azuela. En tanto que Genaro Góngora Pimentel y Juan N. Silva Meza no acudieron.

Por otra parte, Aguilar Morales dijo que a tan sólo 191 días de que entre en vigor el nuevo sistema de justicia penal a escala nacional, el Poder Judicial de la Federación contará con 86 salas de juicios orales, al menos una en cada entidad, con lo que se estará en condiciones de implementar en tiempo y forma el nuevo sistema penal acusatorio.

Para tal efecto, añadió, se cuenta con 220 jueces especializados en el nuevo sistema, suficientes para cubrir el requerimiento estimado para 2016.

Funcionarios sancionados

Sin dar mayores detalles, señaló que en este año fueron sancionados, por el Consejo de la Judicatura Federal, 55 funcionarios judiciales, de los cuales 23 son magistrados y jueces y 32 personal subalterno. Tres de los juzgadores fueron inhabilitados, indicó.

Que quede claro: en el Poder Judicial de la Federación no hay ni habrá espacio alguno para la corrupción, dijo al dar por terminado el presente periodo de sesiones.

Peña Nieto arribó a la sede del máximo tribunal caminando junto con su esposa, Angélica Rivera, procedente de Palacio Nacional. Al terminar la sesión, ambos fueron invitados a comer, junto con miembros de su gabinete; además estuvieron presentes los nuevos ministros Norma Lucía Piña y Javier Laynez Potisek –aunque no asistieron a la sesión solemne–, quienes asumirán oficialmente su cargo en la primera semana de enero próximo.