De acuerdo al Sexto Informe del Observatorio Ciudadano de la Justicia de Nuevo León, la entidad obtuvo un 80% en nuestra escala del 1 al 100% que mide el avance y la calidad de la implementación del nuevo sistema.

En este texto se presentan los resultados de la aplicación de la metodología del OCJ. Están divididos de acuerdo a los ocho ejes temáticos de evaluación: normatividad, acuerdos políticos, capacitación, reorganización, tecnologías, difusión y constitucionalidad.

 

SISTEMA OCJ

PORCENTAJE DE AVANCE

Eje 1: Normatividad 90%
Eje 2: Acuerdos Políticos 88%
Eje 3: Capacitación y Servicio Civil de Carrera 83%
Eje 4: Reorganización Institucional 79%
Eje 5: Infraestructura y Equipamiento 67%
Eje 6: Tecnología 48%
Eje 7: Difusión, Transparencia y Participación Ciudadana 82%
Eje 8: Constitucionalidad 98%
Total 80%

 

El marco normativo del nuevo sistema de justicia penal está prácticamente completo, a excepción de un conjunto de leyes que se enlista en la presentación de resultados específicos del eje correspondiente.

Los ejes que presentan mayores áreas de oportunidad son ‘Tecnología’ e ‘Infraestructura y Equipamiento’. Nuevo León no cuenta con una plataforma tecnológica interinstitucional ni con un número de expediente que facilite el registro y sistematización de la información de las causas penales.

No se han instrumentado las unidades especializadas que el sistema requiere para evitar sobrepoblación penitenciaria y casos de impunidad, como lo son los servicios previos al juicio, la vigilancia de acuerdos reparatorios y suspensiones de proceso a prueba.

Las policías municipales presentan carencias importantes como falta de capacitación, equipamiento y ausencia de políticas internas que faciliten y promuevan el adecuado funcionamiento del nuevo sistema, en particular con el tema de coordinación de los elementos policíacos con la Procuraduría.